martes, 11 de julio de 2017

Sinsentido 13

Oídos sordos ante cualquier situación,
mais soy eu quien decide lo que vale y no,
ante una vida que es cuanto menos compleja.
Soy apolítico por decisión
de no decidir un grupo de ideales sin tener propia opinión,
por opinar que mi egocentrismo es el que vale y todo tiene su valor,
valorando el  momento,  la verdad nunca es certera.
Puedo estar en contra y a favor,
puedo ser alguien con éxito y un  perdedor,
el punto de vista no sigue un mismo patrón,
si alguien pregunta mi vida es perfecta.
Y mi egocentrismo seguirá siendo mi voz,
los ideales me dan igual sou eu quien soy yo,
oídos sordos sin más intención
que aprovechar mi vida que es mi sentencia.

lunes, 3 de julio de 2017

Sinsentido 12

Y ahora solo me queda escribir,
cantar para desalojar
mis pensamientos a punto de hervir,
mis entrañas al pos de estallar.
Tendré que aprender a vivir,
como viven los demás,
sin más intención que la de seguir,
con toda ella de esperar.
Esperar a que el tiempo diga,
esperar a que cure y siga,
esperar a entender que tu vida no es la mía,
esperar el cambio en mi día a día,
salir de la monotonía.
Y ahora solo me queda  escribir,
con el deseo de viajar,
poder olvidar, volver a sentir,
del futuro Dios dirá.
Yo no voy a insistir.

sábado, 1 de julio de 2017

Recuerdos de un sueño

Los olores de tierras lejanas,
los pies doloridos, las piernas cansadas.
Recuerdos que quedaron en eso,
solo sueños de algo que fue cierto,
la base es la misma, distinto el resto.
El tiempo lo cambio nada es eterno.
El bar de siempre se convirtió en terreno
de un solar donde no quedan restos,
de todo lo que allí se vivió, se bebió, cuántos te quieros,
de noches en las que el alcohol hablaba por uno, hablando en serio,
para olvidarlos a la mañana siguiente entre resacas y huecos.

La calle más abandonada,
solo hay coches donde antes se jugaba,
en la esquina donde fue mi primer beso
ahora hay contenedores y mean los perros.
La panadera ya murió, el local quedo desierto,
junto con sus olores del trabajo hecho.
Miles de tiendas y cafés nuevos,
no es el mismo sitio pese a serlo.
No siento el volver no, no lo siento,
el paisaje es el mismo y sin embargo el cambio es pleno,
volver a ese lugar que ya no existe
no es mejor ni peor pero es triste,
el cartel de lo que fue me da de pleno.

Quisiera volver atrás,
a esas tardes de invierno,
entre colegas y versos,
pensamientos de futuro, música, jaleo,
de esa juventud que sabia vivir
ahora solo veo recuerdos
pese a todo soy feliz,
la ciudad ya no está pero estuvo por un tiempo.